Asimetría facial, qué es y cómo se trata

asimetria facial

¿Qué es la asimetría facial?

La asimetría facial es un cambio definido por la presencia de disonancia entre los lados de la cara. Es decir, en el plano vertical frontal de la cara, un lado de los lados aparece desequilibrado con respecto al otro.

Aunque la asimetría facial leve no patológica no es evidente en muchos casos y generalmente se considera normal, su importancia clínica no se determina fácilmente porque la estética facial es completamente subjetiva. Por tanto, la aceptación de esta deformidad dependerá en gran medida de la zona de asimetría y de la percepción del desequilibrio por parte del paciente.

Es por ello que no todos los pacientes con asimetría facial son candidatos a cirugía, sino solo aquellos que presenten un grado importante de asimetría facial en el ámbito social, profesional y familiar o que perturben su tranquilidad.

¿Cómo es alguien con asimetría facial?

La asimetría facial es más común en el tercio inferior de la cara (mentón y mentón) porque estos huesos, además de tener un ciclo de crecimiento más largo, también constituyen el soporte óseo de los tejidos blandos de esta zona. El maxilar suele jugar un papel secundario en la asimetría debido a la fijación rígida de este hueso a la base del cráneo y al hecho de que, debido a su área mucho más pequeña, proporciona un soporte mínimo para los tejidos blandos.

En pacientes con asimetría facial, también se encuentran con frecuencia maloclusión, plano oclusal inclinado y desviación de la línea media.

En cuanto a la recurrencia de la asimetría facial, se ha observado en diferentes estudios que los pacientes con maloclusión esquelética Clase III tienen más probabilidad de desarrollar asimetría facial que los pacientes con otro tipo de maloclusión.

Causas de la asimetría facial

Las causas de la asimetría facial se dividen en tres amplias categorías:

Genética: A veces basta con buscar causas genéticas para explicar defectos en la armonía facial. También puede ocurrir por problemas congénitos (que no siempre se heredan en este caso), como labio leporino o paladar hendido en un bebé recién nacido.
Causas adquiridas: algunos problemas de asimetría facial pueden deberse a cosas como un trauma oral o hábitos infantiles como la succión digital.
Factores de crecimiento: Los cambios en el crecimiento óseo correcto pueden interferir con la simetría facial. Una mordida cruzada o una extracción dental pueden ser la causa de este defecto.

Como se trata la asimetría facial

El objetivo principal del manejo de la asimetría facial es corregir la enfermedad subyacente. Así que las tres soluciones clásicas a este problema son, dependiendo de su causa:

  • Asimetría esquelética en la región maxilar o mandibular (maxilar o mandíbula hiperdesarrollados o subdesarrollados en un lado de la cara en comparación con el otro lado) tratada con cirugía ortognática:
    • Bimaxilar, cuando un cirujano maxilofacial requiere una intervención quirúrgica en la mandíbula y el maxilar.
    • Mandíbula única, cuando un cirujano maxilofacial trabaja sobre una sola de las dos estructuras óseas. 

Para corregir la inclinación (un lado del hueso es más largo que el otro), el cirujano trabajará para nivelar los lados. Cuando el problema está en el plano anteroposterior, el cirujano puede mover un lado hacia adelante o hacia atrás para lograr un buen equilibrio esquelético (centrado de la mandíbula). Dependiendo de la situación, la cirugía ortognática también debe ir acompañada de un tratamiento de ortodoncia.

  • La asimetría de todo el cuerpo se trata mediante cirugía ortognática bimaxilar o monomaxilar con los siguientes procedimientos estéticos:
    • Rinoplastia
    • Blefaroplastia
    • Mentoplastia 
    • En algunos casos, también se pueden utilizar prótesis o técnicas de relleno de grasa para equilibrar las asimetrías de los tejidos blandos.
  • Dientes asimétricos, cuando el problema se debe completamente a dientes mal colocados, habría que tratarlos mediante una intervención con ortodoncia.
Abrir el chat